La Columna de Fígaro: Hamlet, de William Shakespeare

William Shakespeare nació en Strattford-on-Avon en 1564 y murió en 1616. Fue actor y perteneció a varios grupos. La andadura de Shakespeare como dramaturgo empezó en Londres, donde muy rápido adquirió fama y popularidad en su trabajo para la compañía The King’s Men. Con todo, fue su actividad como dramaturgo lo que dio fama a Shakespeare. Toda su obra es un exquisito compendio de los sentimientos, el dolor y las ambiciones del alma humana. Antes de 1600 aparecen la mayoría de sus comedias y algunos de sus dramas históricos, y partir de 1600 las grandes tragedias como Hamlet, que refleja la emoción universal de la duda, entre otras. Hamlet, publicada por primera vez en 1969 por la editorial “Salvat Editores”, se centra en todos los pensamientos que pasan por la mente de Hamlet: sus dudas, sus vacilaciones y su angustia. Las principales reflexiones giran en torno a la mentira, la deslealtad, la ambición, la defensa de la honra familiar y la maldad con la que el ser humano es capaz de actuar para conseguir sus objetivos.

Esta obra teatral se abre con la aparición del fantasma del difunto rey de Dinamarca, padre de Hamlet. Este le confiesa a Hamlet que ha sido asesinado por su hermano Claudio para usurpar el trono  y su esposa, por lo que tiene que vengar su muerte. Dándose cuenta Claudio de que Hamlet quiere asesinarlo, envía a este a Inglaterra, el cual afortunadamente consigue volver. Una vez en palacio, Laertes, hermano de la amada de Hamlet, y Hamlet rivalizan para sellar el perdón, pues la hermana de Laertes, Ofelia, ha muerto y este quiere vengar su muerte. Pero en esa batalla Laertes posee una espada envenenada y Hamlet es herido con ella. Antes de morir, Hamlet mata a Laertes y al rey. Mientras, la reina bebe de una copa envenenada destinada a Hamlet. La obra concluye con la llegada de Fortimbras, príncipe de Noruega, que se convertirá en el rey.

Sin duda, Hamlet es una de las obras más importantes de Shakespeare en la literatura, pues en ella se refleja de manera excelente hasta dónde es el ser humano capaz de llegar para alcanzar sus objetivos y las emociones que presenta el hombre, desde el amor hasta la duda. Por ello, esta obra me ha sorprendido enormemente. Me ha cautivado desde el primer momento. Me parece terrible que después de muerto, alguien se aparezca para decir que tienen que vengar su muerte. Para más inri la venganza tiene que ser sí o sí, y tiene que ser una venganza llena de dolor y de sangre. No me extraña que el pobre Hamlet dudase tanto después de tal embrollo. En definitiva, es una obra que me ha encantado y que me ha dado mucho que pensar.

Rocío Valera Sánchez. 2º AH

Anuncios

Etiquetas:, ,

Categorías: La columna de Fígaro, Lecturas Los Cantos, Reflexiones

Autor:Estudiantes

Estudiantes de Bullas y San Javier

Síguenos en...

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: