La columna de Fígaro: Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes

Miguel Delibes nació en Valladolid en 1920 y murió en 2010. Fue escritor y periodista y es considerado uno de los escritores españoles más importantes del siglo XX. En 1947 ganó con su primera novela, La sombra del ciprés es alargada, el Premio Nadal. A partir de ahí su carrera literaria se desarrolló jalonada de éxitos.

De entre todas sus obras destaca Cinco horas con Mario, reflejo de las contradicciones dentro de la clase media franquista. Publicada por primera vez en 1966 por la editorial Destino, Cinco horas con Mario nos muestra el continuo reproche que  hace Carmen a Mario durante cinco horas, estando éste muerto. Este reproche muestra el egocentrismo de Carmen y un reflejo de la sociedad de la época. Es una obra realista, con toques de humor y mostrando al lector un matrimonio pueblerino.

Tras el largo velatorio y el ejercicio como plañidera que lleva a cabo Carmen, ésta se encuentra en una habitación a solas con su difunto marido. Coge la Biblia de la mesita de noche de Mario, la abre y lee frases que hay subrayadas. Carmen empieza a hablar con Mario, a reprocharle cada año de matrimonio, las cosas que no le dio (como no comprarle un “seiscientos”), las cosas que no hizo bien (ir al trabajo en bicicleta o trabajar en “El Correo”), no agradecer a su padre cosas que hizo por él, o que no despreciara a su cuñada que, aparentemente, iba tras él. Durante cinco horas es esto lo que hace Carmen, recordar y reprochar, hablar a un muerto. Tras cinco horas de monólogo, la obra se cierra con el entierro de Mario y Carmen no llora.

Es verdaderamente una obra magnífica. Cierto es que no tenemos un trato “directo” con Mario, pues es Carmen quien nos lo describe, pero a pesar de ello me parece una obra espléndida en la que se refleja muy bien el matrimonio de pueblo. En Carmen podemos ver a nuestra abuela, a nuestra tía o incluso a nuestra madre. Ésta continuamente dice frases hechas que hemos oído por boca de alguno de nuestros familiares; y ya no solo por esto, sino también porque no hace otra cosa más que repetir lo que dice, aunque lo haga de distinta manera.

Miguel Delibes ha reflejado al matrimonio de una manera realista pero a su vez cínica.

En definitiva recomiendo muy satisfecha la lectura de esta espléndida obra, os gustará.

Rocío Valera Sánchez. 2º AH

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: La columna de Fígaro, Lecturas Los Cantos, Reflexiones

Autor:Estudiantes

Estudiantes de Bullas y San Javier

Síguenos en...

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: