“Pepita Jiménez”. Juan Valera

Por Mariqueta Moreno Sánchez. 4º A

Pepita Jiménez es una obra de Juan Valera, diplomático, político y escritor español. Nació en Córdoba el 18 de Octubre de 1824 y murió en Madrid en 1905.  Estudió Lengua y Filosofía en el seminario de Málaga entre 1837 y 1840 y en el colegio Sacromonte de Granada en 1841. Más tarde inició estudios de Filosofía y Derecho en la Universidad de Granada. Cultivó diferentes géneros pero, como novelista, sus  ideas fundamentales fueron: el realismo, la corrección, precisión, sencillez…Los temas más importantes de sus obras serán el amor y los conflictos religiosos.

Cultivó todos los géneros literarios: epistolar, periodístico, crítica literaria, poesía, teatro, cuento y novela.

Situémonos en los preciosos cortijos de la actual comunidad andaluza, lugar donde transcurre esta historia. ¿Quién iba a imaginar que el desenlace del suceso fuera tal? Personalmente, creo que nadie.

Don Luis, hijo del gran varón Don Pedro, regresa a su pueblo natal tras años de convivencia con su tío, quien le ha inculcado ciertos valores teológicos. El motivo de su visita es pasar un pequeño período de tiempo en compañía de su padre y de otros familiares cercanos, antes de entregarse definitivamente al sacerdocio.

Sin embargo, durante su estancia, una serie de personas ligadas a diversos sucesos hacen que su confianza en sí mismo y en el Altísimo se tambaleen. Pepita Jiménez se constituirá en figura idílica a la que todos los varones rendirán admiración. Y, a pesar de que Don Luis no albergará ninguna esperanza de contraer matrimonio con la susodicha, todos parecen dispuestos a incitar en Don Luis el deseo por Pepita Jiménez: Vicario difundirá constantemente lindezas sobre este maravilloso ser, Don Pedro lo obligará a vivir distintas anécdotas con Pepita, e incluso Antoñona (sirvienta de Pepita) se verá involucrada en todos los sucesos de esta, en un principio, paradójica historia. La fuerza del sino hará que don Luis ceda a sus inmaculadas creencias, cayendo así en los brazos de  Pepita Jiménez, traidora de su propia fe a causa del desafío de la fe de don Luis. Periquito será el fruto del amor de ambos, amor que quedará plasmado en una época y en unos tiempos difíciles.

El argumento del libro queda fundamentado, básicamente, en estos párrafos. Sin embargo he de añadir que toda la información enlazada en este resumen se divide en el libro en tres partes: Cartas de mi sobrino, Paralipómenos y Cartas de mi hermano.

Juan Valera

Juan Valera, escritor realista, ha conseguido la observación por mi parte de ciertos elementos de su estilo realista característico: la profunda descripción de personajes y objetos, la época realzada en la historia…

Personalmente la considero una obra de gran valor. La forma utilizada por Valera para describir y expresar los sentimientos de don Luis es maravillosa, la distribución y alternancia de narradores me parece interesante y el desenlace quizá sea lo que más inquiete al lector. Si pudiera elegir una escena determinada del libro, me quedaría con el momento en que Pepita y Luis reconocen, afirman y dan valor a su enamoramiento.

Una curiosidad del libro, es la cita de Lucrecio que lo finaliza:

Nec sine te quidquam dias in luminis oras, exoritur, neque fit laetum, neque amabile quidquam.”

(Sin ti nada puede ascender a las gloriosas regiones de la luz; no hay sin ti en el mundo ni alegría ni amabilidad).

Anuncios

Etiquetas:,

Categorías: La columna de Fígaro

Autor:David López Sandoval

Profesor del IES Los Cantos

Síguenos en...

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: