El nuevo Muralidades, al fin, en la calle

Que lo disfrutéis:

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Uncategorized

Autor:David López Sandoval

Profesor del IES Los Cantos

Síguenos en...

3 comentarios en “El nuevo Muralidades, al fin, en la calle”

  1. Juan Luis Muñoz Fernández
    17 diciembre, 2010 a 1:19 #

    Todavía ando por estas tierras, nostálgico, lamentándome. Mi más sincero agradecimiento a todos los que hacéis que Muralidades sea posible, especialmente a ti, David. Muchísimas gracias, de verdad, porque todavía animáis algunas de mis aburridas veladas. Bueno, aquí os dejo algo que escribí el otro día. Pido perdón por la intromisión, mas me hace ilusión volver a sentirme escritor de Muralidades. Mi doble soneto es a raíz del último número: belleza, amor, vejez, muerte. Nadie escapa, cierto, pero… Ahí va:

    Alma esperpéntica ya desgarrada,
    flor marchita, antaño dulce y hermosa,
    queda servil, obediente, asquerosa,
    muere, fiel a nadie, ruin, fiel a nada.

    Espera el turno en tu trono sentada,
    que la dama del baile vendrá celosa,
    tres de sus doncellas te harán su esposa,
    morirás fría, como ayer, callada.

    Jirones de un hálito que no llora
    tiemblan allá donde habita el olvido…
    ¡mira allí, bajo el ciprés!: “¡llegó tu hora!”.

    Desfilarás despacio y sin gemido
    hacia los prados donde el cuervo mora,
    dejando atrás, huérfano, lo vivido.

    Mas amores que la belleza dora
    son sublimes como el verso servido,
    aun siendo goces que la dama escora.

    Y el canto oculto del campo florido,
    y la brisa fresca que el horror devora,
    ¡belleza aun así: son polvo molido!

    Pues si en un instante te hizo dichosa
    la dulce caricia de una mirada…
    ¿por qué vivir del amor olvidada?
    ¿Acaso llorarás ya ante tu fosa?

    Toma de tu tez la fruta valiosa,
    aprovecha tu ser, ¡vive alma amada!
    pues quien danza te llevará cercada,
    mas del cerco huirá tu amor, tu rosa.

    • 17 diciembre, 2010 a 12:20 #

      Querido Juan Luis:

      Precioso y emocionante soneto doble (y simétrico). Es un placer volver a leerte, y un auténtico honor que nos leas de vez en cuando. ¿Qué tal te va por Cartagena? ¿Qué tal la Ingeniería? ¿Es lo que esperabas? Supongo que tu tiempo escaseará debido a las nuevas obligaciones, sin embargo permíteme que te dé un consejo: aunque sea a codazos, haz un hueco para continuar leyendo y escribiendo, pues eres uno de los pocos ejemplos que quedan de lo que el Humanismo -bien entendido, por supuesto 😉 – puede dar de sí.

      Un fuerte abrazo.

      P.S.: Otro consejo (este estilístico; ya sabes que al final me sale la vena docente; no lo puedo evitar): Recuerda los acentos del endecasílabo. En ellos reside su esencia.

  2. Juan Luis Muñoz Fernández
    17 diciembre, 2010 a 13:44 #

    Hola de nuevo, David:
    Como bien sabes, Muralidades ha sido para mí -y para otros compañeros- un sueño que me ha marcado sobremanera. Sería imposible dejar de soñar en tan pocos meses. Muralidades es más que doscientas palabras, más que un texto… es una idea, un comienzo. Y veo que todavía hay alumnos que lo aprovechan y ¡de qué manera! Hay textos buenísimos. Así que para mí es un verdadero placer volver a pasear por estas tierras de ciencia -bien entendida-, criterio y belleza. En cuanto a la Ingeniería, bueno… es muy complicada -ya no aspiro a llevar las notas de bachiller, ni de broma- y me está costando un poco. Pero es lo que he elegido, y no me arrepiento -tal vez cuando lleve a mi casa la primera calabaza en febrero, no diga lo mismo, jaja-. Por otro lado cada vez estoy más convencido de que acabaré en alguna facultad de letras (si no me lavan demasiado el cerebro con doctrina científica y certezas que no lo son tanto, en esta apestosa Cartagena de la actualidad). Me decepcionaría a mi mismo si, después de todo, aparcara la filosofía y la literatura de mi vida. De momento, eso está muy lejos de ocurrir.
    Lo del Humanismo… todavía no ha llegado sobre mí -soy demasiado joven y pobre en cultura- , y me desespera que incluso en las universidades tal idea ya no exista: ¿Te puedes creer que el profesor de Fisica Aplicada, justo después de escribir “Condición de despegue” en la pizarra, se volviera hacia nosotros y nos preguntara: “¿Despegue lleva’u’?” , a lo que siguió: “¿Pero lleva diéresis?”? Tanto dudaba que borró lo escrito y puso “Condición de separación” Mis compañeros y yo flipábamos. ¿Cómo han admitido a ese tipo como profesor de universidad? No lo sé. Ahí tienes un ejemplo claro de donde está el Humanismo en la actualidad. Bajo tierra. Tal vez Muralidades pueda hacer algo por rescatarlo, o al menos para avivarlo en el corazón de lo jóvenes.
    Por otro lado, muchas gracias por el consejo. Ya me había percatado de que algunos versos no teminaban de sonar bien. En algún soneto ya he intentado trabajar un poco con los acentos. Ya te lo pasaré. Es para mí todo un honor que sigas siendo mi maestro.
    Porque lo sigues siendo.
    Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: